Baratita la casita, patrona

 Lloren, chicos, lloren, pídanle a papá la casita

Lloren, chicos, lloren, pídanle a papá la casita

Pocas cosas dan mayor sensación de calidad, estilo y seriedad en el mundo de los bienes raíces como un par de promotores parados en la esquina con un cartel de cartón horrible. Presagio grandes cosas para este maravilloso emprendimiento comercial.

¡Vamos que quedan pocas! ¡Pase y mire tranquilo, jefe! ¡Sin ningún tipo de compromiso!